Abril 2024
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

La selección Argentina se floreó ante Estonia con un Messi gigante

En Pamplona quedó demostrado el excelente nivel que la selección Argentina de fútbol esta teniendo con vistas a la próxima copa de mundo.

Ganó, goleó y gustó, con un Messi excepcional, mas capitán que nunca, mas líder que nunca, convirtiendo los 5 goles (llegó a los 86 goles con la selección), y con una ilusión muy grande con miras al evento mayor del fútbol a desarrollarse en Qatar.

Más allá de lo individual, hay una idea colectiva que se mantuvo. Una Selección que a pesar del rival y de sus carencias, tiene una idea, una forma de presionar, una manera de recuperar, una estrategia para llegar rápido, en cuatro o cinco toques, al arco rival. Y eso una vez más se respetó, aun con distintos intérpretes. Es, al fin de cuentas, lo que también se puede destacar, lo que también aporta a la ilusión: Argentina sabe de qué va, y a qué juega. Tiene funcionamiento. Lo más difícil.

Pasó Italia con copa, medalla y otra vez el escenario de la felicidad. Pasó la Finalissima y el examen súper aprobado ante un rival europeo (lo que tanto se pedía). Pasó Estonia con show de Messi. Pasó otra doble fecha que deja todavía más en alto la consideración y el respeto por esta Selección. Lo que se viene es nada menos que Brasil, el 22 de septiembre, en ese partido pendiente por Eliminatorias (y seguro algún rival más). Y después, el Mundial. No queda nada. Tan cerca, tan lejos. Con este Messi, con este equipo, todo es posible.

 

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Telegram
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide