Abril 2024
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Películas estrenadas en Netflix para disfrutar este finde largo

Críticas, comentarios y calificación gentileza: Flecha Lástrico  https://www.instagram.com/flecha_lastrico/?hl=es

REVIEW: “LA IRA DE DIOS”

La Ira de Dios es un interesante thriller dramático que se cuece a fuego lento y nunca llega a arder por completo, pero aún así tiene una trama de intriga atrapante y plantea algunas turbadoras cuestiones morales. La historia trata sobre Luciana (Macarena Achaga), una joven que trabaja como asistenta de un famoso novelista llamado Kloster (Diego Peretti). La chica mecanografía todos los días los dictados del escritor al tiempo que cuida de su hija pequeña cuando la madre llega tarde a casa. Todo da un vuelco cuando el hombre se propasa con ella y decide dejar el trabajo para denunciarle por acoso.
A partir de la denuncia realizada por Luciana se irán sucediendo diversas muertes trágicas en su entorno familiar y su lucha será intentar convencer a la gente de que es Kloster quién está detrás de todos esos crímenes. Según el novelista, «la ficción crea vida, pero también crea muerte». ¿Será Kloster de verdad un asesino vengativo o las muertes serán simplemente producto del azar y de la obsesión de Luciana con su pasado?

Desconozco la estructura narrativa que tiene la novela en que se inspira el guión La muerte lenta de Luciana B. de Guillermo Martínez, pero la película está contada con constantes saltos temporales que combinan presente y pasado de una manera que no termina de cuajar, probablemente el suspense hubiera funcionado mejor e in crescendo si se hubiera optado por un orden cronológico de los acontecimientos.

También no ayuda la dirección actoral para terminar de cerrar una buena historia. El personaje de Minujín se muestra derrotado, no levanta vuelo. El de Peretti es creíble, pero termina siendo agobiante y sus diálogos recitados de memoria. Macarena Achaga no logra, transmitir lo que el personaje transita, no logra conmover, se mueve en un papel rígido y autotorturante, lo que habla de una mala elección de casting. El filme termina siendo una película imperfecta, pero bastante entretenida, que mantiene el interés hasta el desenlace final. Vale la pena verla porque entretiene, pero no impacta. Una oportunidad perdida.

CALIFICACIÓN: ↗️↗️

 

PELICULA RECOMENDADA: “CENTAURO”

Una parte del cine español (y se sospecha que la audiencia) está deseosa de producciones de acción. Los motores y las historias turbias se repiten en algunas películas, casi como un cliché (Rápidos y Furiosos, 60 Segundos y un largo etc). El cine está plagado de relatos de ese estilo, en los que el protagonista empieza en un punto, aspira a un ideal, y termina en otro lado muy distinto al de su aspiración. Es el caso de Centauro, la más reciente película del director Daniel Calparsoro, disponible en Netflix.

Este film es protagonizado por Àlex Monner (Vivir sin Permiso), Begoña Vargas y Carlos Bardem. Monner interpreta a un piloto de motociclismo que aspira a formar parte de un equipo competitivo. Vargas es su pareja, con quien tiene un hijo. El nudo de la historia se produce cuando ella se ve involucrada con el narcotráfico y él debe tomar partida en ese contexto, con Bardem como uno de los villanos del relato: la sombra que lo persigue y presiona, entre otras.

Centauro no es un relato profundo, no se acerca a Narcos en cuanto a su relación con el narcotráfico. También queda lejos de películas de acción con resonancia. Su propuesta es sencilla. No es necesario que lo sea. Esto es una historia más pochoclera.
La evolución del personaje interpretado por Àlex Monner va de un punto a otro sin que en el medio haya muchas complicaciones. ¿Esto es un defecto? Cuestión de gustos. El detalle es que, aunque sea sencillo, no deja de ofrecer alguna sorpresa en el camino. No son representadas de la forma más espectacular o imprevista, incluso, alguna queda como una resolución apurada del guion. Pero en el contexto de la película funciona.

Àlex Monner encarga a un motociclista que debe manejar día y noche para alcanzar su sueño, durante las mañanas, y escapar de la policía durante las noches, cargando distintas entregas de droga de un punto a otro. Su quehacer delictivo parte de un punto: salvar a su pareja, bajo un acuerdo que, por supuesto, se rompe en algún momento.

En fin, no es una película con unos textos sobresalientes, simplemente apunta a acelerar y ofrecer entretenimiento sencillo. Placer Culposo.

CALIFICACIÓN: ↗️↗️↗️

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Telegram
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide