Febrero 2024
Previous slide
Next slide
PROD. IVANA FERRUCCI - Luces Led_500x500
Previous slide
Next slide

Cancheras: canciones hechas por mujeres que son himnos en las tribunas de fútbol

Este repaso por algunas de esas canciones más emblemáticas que aún hoy se corean a voz pelada da cuenta de que, aunque no las veamos, las chicas siempre están.

Cuando corrían tiempos en los que se daba por sentado que el fútbol era cosa de varones, y estaban excluidas de ese ámbito las voces de relatoras, comentaristas, periodistas deportivas, árbitras y dirigentes mujeres; cuando el fútbol femenino no tenía nombre que lo enunciara; cuando aún la pelota era el regalo que no se dudaba para los chicos y las muñecas para las chicas; en aquellos años en los que el fútbol era una esfera totalmente masculinizada, nada pudo impedir que la voz de las mujeres igualmente entrara a las canchas.

Y fue a través de las canciones: una enorme cantidad de temas que las hinchadas entonaron y siguen entonando fervorosamente para alentar a sus equipos, canciones hechas por artistas mujeres.

Si bien no en todos los casos son de autoría femenina, sí fueron popularizadas por ellas: sus voces sonaron en las radios o en la televisión, pueblos enteros las cantaron, y el futbol las tomó para dar aliento a sus jugadores, cambios de letra mediante. Canciones eternas, que aún siguen en boca de las hinchadas

Según afirma el escritor Manuel Soriano, en su libro “¡Canten, putos!”, la primera canción que una hinchada tomó de la música popular para reversionar en la cancha fue “Yo te daré café”. Había sido la voz de una mujer la que la hizo tan famosa como para llegar a oídos del fútbol. Se trata de la cupletista Paquita Robles Labastina, apodada artísticamente “La Pitusilla” por su contextura pequeña, que si bien no es la autora de este vals-canción fue quien la popularizó cuando la grabó a comienzos de los años 30.

A la letra original, que decía “Yo te daré, te daré niña hermosa te daré una cosa, una cosa que yo solo sé: café”, la hinchada de Boca la reescribe, una década más tarde, para destacar a su delantero Mario Boyé, una figura emblemática de aquellos años. De modo que La Pitusilla deja servido el tema a la hinchada, que solo debió cambiar una palabra para realzar al ídolo: 

“Yo te daré
Te daré niña hermosa
Te daré una cosa
Una cosa que empieza con B: ¡Boyé!”

 

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Telegram
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide