Febrero 2024
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

La cordobesa Abril Marcucci, un prodigio del ballet que con 15 años lucha por cumplir sus sueños

Abril Marcuci es un prodigio de 15 años que obtuvo el primer puesto en la instancia de  selección de dos durísimas competencias para participar de los certámenes más prestigiosos del mundo del ballet: El Prix de Laussane y del Youth American Grand Prix (YAGP).
Abril nació en la ciudad cordobesa de Carlos Paz y no es la primera vez que se mide con centenares de bailarines en competencias que le otorgan el pasaporte  para jugar en primera. Sí, porque los concursos de Laussane (Suiza) y el YAGP de Nueva York, además de tener un prestigio indiscutible son los que otorgan a los ganadores becas completas para estudiar en escuelas como la de la Opera de París, el Royal Ballet, entre otras.
Pero en el mundo siempre están las buenas personas que se cruzan en el camino, en el caso de Abril fue la directora del área de Danza de  la Escola do Futuro en Artes Basileu Franca, Simone Malta. Entonces, de la mano de Simone, llegó una beca full time para estudiar en Brasil y desde hace casi un año Abril está radicada en el país vecino para formarse y así poder cumplir su sueño.
Abril comenzó sus estudios de danza a los 3 años de la mano de su madre Sandra Racedo, una prestigiosa maestra de danza que proveniente de Buenos Aires se radicó en Villa Carlos Pace hace poco más de 20 años.
Dese muy pequeña Abril fue un prodigio, por sus posiciones, su técnica y su entrega al trabajo por sobre todas las cosas. En 2019 ingresó al Seminario de Danzas de la Provincia y a principio de 2020 rindió en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón con 14 años, y por su calidad técnica ingresó directamente al quinto año de la carrera de bailarina.
En diálogo con Entretenimientos Córdoba, Sandra Racedo contó cómo sigue la carrera de Abril, y qué necesita para cumplir sus sueños.
“El año pasado fue la ganadora del Primer Puesto Sudamericano para el Prix de Laussanne 2021 y este año volvió a ganar ese primer lugar donde va a volver al el Prix de Laussanne 2022 a intentar conseguir una beca que le cubra absolutamennte todos los gastos”, explicó Sandra.
“Si bien le fue muy bien el año pasado en Suiza y tuvo propuestas increíbles como la escuela de la Opera de París, la escula de John Cranko, Houston Ballet, Royal Ballet School, otra escuela en Noruega, no pudimos aprovechar  ninguna de las becas por un tema principalmente económico. Si bien las becas cubrían la escuela, no cubrían la vivienda y la comida y lamentablemente para nosotros eso fue muy difícil de concretar porque los precios que se viven en Europa no son compatibles con nuestra situación económica en este momento, ni la situación de nuestro país. Al cambio de la moneda es como un imposible en este momento poder mandar a Abril a estudiar a algunas de estas escuelas”, explicó la madre de Abril.
Consultada sobre cómo llega la invitación para seguir su formación en Brasil, Racedo señaló: “Gracias a Dios, estando en Suiza, la directora del área Danza  de la  Escola do Futuro en Artes Basileu Franca, le ofreció una beca full time. Abril está estudiando en Brasil en una de sus mejores escuelas y la beca le cubre absolutamente todo. Abril está viviendo con la directora de la escuela, económicamente solo le mandamos dinero para que ella tenga un extra pero no tenemos que pagar nada y se ocupan absolutamente de todo”.
La Escuela en la que actualmente se está formando Abril, decidió que la joven bailarina cordobesa se presente nuevamente a la selección sudamericana para poder viajar a Suiza y competir en el Prix de Laussanne 2022. Y al igual que en 2021, Abril obtuvo el primer puesto entre todos los competidores sudamericanos.
Parlelo a esto, la Escuela también la presentó en la selectiva para YAGP que es una preselección para ir a participar a otro concurso muy importante porque a los ganadores les ofrecen becas internacionales de escuelas muy importantes y es una oportunidad para crecer en su carrera. La escuela la presentó de manera solista y también bailando un pas de deux.
En esta preselección ganan solo tres personas: en categoría pre, junior y senior. Ella ganó en seniors. En esa categoría compiten bailarinas de entre 15 y 20 años y Abril obtuvo el primer lugar compitiendo con más de 200 bailarines, con lo cual quedó seleccionada automáticamente para ir a Nueva York a concursar en el YAGP.
En el caso del  Prix de Laussanne al ganar Abril el primer lugar de Sudamérica, la organización le cubre absolutamente todos los gastos para ir a Suiza. “Eso no significa que no sea difícil mandarla porque hay que darle dinero extra para moverse, pero es un alivio que tenga todo pago”, contó Sandra Racedo.
“En el caso de YAGP tiene que pagar todo. Entonces como ella está viviendo en Brasil y nosotros le tenemos que mandar dinero también, se nos hace cuesta arriba lograr que ella pueda estar en todos los concursos por eso necesitaríamos un poco de ayuda”, dice Sandra.
Abril está trabajando muy duro para cumplir su sueño, vive a los 15 años en otro país, con otras personas y hasta con otro idioma. “Ella está muy enfocada, es su carrera y toda nuestra familia está haciendo un enorme esfuerzo para que pueda cumplir su sueño”.
Este año Abril Marcucci también quedó seleccionada para el concurso de Moscú, aunque finalmente la Escuela de Brasil en la que se forma decidió no viajar por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.
Abril Marcucci es uno de esos prodigios que a veces aparecen en el mundo de la danza, con talento superlativo, con un sentido del esfuerzo que es capaz de derribar un muro si ese muro se interpone entre ella y su sueño de bailarina. Ahora sólo necesita ese mínimo esfuerzo del Estado, para que compita en Nueva York y obtenga esa beca que le abrirá las puertas del mundo.

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Telegram
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide