Febrero 2024
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Recuperaron la libertad los jóvenes universitarios detenidos en la fiesta de Bosque Norte

 

 

Los jóvenes de 18 años detenidos a la salida de la fiesta Halow que se realizó el sábado 29 de octubre hasta la madrugada del domingo 30 en el predio Bosque Norte de Avenida Del Piemonte 1095, recuperaron su libertad este martes a la noche su libertad luego de permancer detenidos desde la madrugada del domingo.
Cabe recordar que ambos jóvenes y tal como las imágenes lo ilustran, fueron detenidos por funcionarios policiales que ejercieron abuso policial (golpes y amenazas de muerte, tal como relataron los jóvenes a su abogado) en circunstancias en que ambos, subidos al capot y al techo de un Fiat gris intentaban salvar sus vidas cuando se produce la estampida de 25 mil personas que intentaban salir del evento alrededor de las  4.30 de la mañana.
Cabe recordar que la detención también se produce, porque el Fiat gris pertenecería a un funcionario policial y sus compañeros al ver a los jóvenes arriba tratando de resperirar, habrían descargado su furia contra estos dos estudiantes universitarios.
Muchos asistentes a la fiesta debieron subir al techo y capot de los vehículos que estaban a la salida del predio porque la marea humana, sumada a la tormenta de viento que se desató a esa hora hacían irrespirable el ambiente. De hecho hubo decenas de desmayados, asfixiados y heridos de distinta consideración. Y también hay varios autos dañados. Lo curioso es que las cientos de personas que hicieron lo que estos dos jóvenes, solo ellos fueron detenidos.
Apenas recuperaron la libertad los jóvenes, el doctor Héctor Meli, abogado defensor de ambos, habló con Entretenimientos Córdoba: “Finalmente se efectivizó el pedido que venimos realizando de recupero de la libertad de ambos jóvenes que asisto, anticipándome la Fiscalía que en los próximos días se les receptará declaración indagataria a ambos por cinco hechos de daños reiterados. Es decir que lejos de terminar el calvario que comienza a la salida del evento llamado Halow, en donde casi mueren asfixiados, en donde tuvieron que salvar_ porque esa es la palabra, salvar vidas_, subiéndose al capot y al techo de un automóvil para poder respirar y no morir asfixiados en una situación extrema de vida o muerte , la Justicia les pinta los dedos y los acusa de cinco daños a vehículos que había en el predio, sumándole donde al momento de la detención sufrieron un abuso policial por golpes y amenazas propinadas por funcionarios policiales, un verdadero calvario tanto para los jóvenes como para los padres. Recordemos que tienen 18 años, fueron a divertirse a un evento pago, supuestamente en regla y debidamente autorizado por el ente de contralor. Esperamos ahora que los citen a declara para poder ejercer ahí el derecho de defensa ofreciendo una innumerable cantidad de pruebas que tenemos que hacen a su inocencia”.
Cabe recordar que la familia de los jóvenes junto a su letrado, debieron deambular desde esa madrugada hasta entrada la noche del domingo por diferentes dependencias policiales y judiciales para conocer el paradero de los jóvenes. En un Estado de Derecho, ese solo hecho merece el repudio  y una profunda investigación por parte de los funcionarios judiciales y policiales a quienes, pudiendo brindar los datos precisos sobre el lugar de detención, podría decirse que “jugaron” con la desesperación de la familia durante horas.

 

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Telegram
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide