Mayo 2024
Previous slide
Next slide

Recomendaciones para la prevención de la rabia 

La rabia es una enfermedad producida por un virus que afecta al sistema nervioso central de los mamíferos y de las personas. Si bien es una afección que no puede curarse, es posible prevenirla con la vacunación.  

En los últimos días, el Instituto de Zoonosis de la Provincia confirmó un caso en un murciélago en la ciudad de Córdoba y realizó las acciones de control necesarias.  

Al respecto, Florencia Buteler, encargada del Instituto de Zoonosis de Córdoba, informó: “El caso fue detectado en un murciélago encontrado en un departamento en Nueva Córdoba. Afortunadamente, el animal no tuvo contacto allí con personas ni con otros animales, y ya hemos realizado las acciones de control correspondiente, con el objetivo de prevenir la aparición de nuevos casos”. 

La referente indicó que la principal medida de prevención es lograr altas coberturas de vacunación en perros y gatos, que deben recibir la dosis todos los años. 

Sobre la rabia 

El virus de la rabia está presente en la saliva de los animales infectados, que contagian al morder, lamer o rasguñar. La enfermedad se transmite principalmente a través de perros, pero también, gatos y algunos animales silvestres como los murciélagos.  

En el mundo, esta enfermedad es responsable de cerca de 59.000 muertes humanas por año. Se estima que el 99% de todas las transmisiones de rabia a los humanos son causadas por accidentes con perros. 

Síntomas 

En perros y gatos, los síntomas que se presentan son principalmente: cambio de comportamiento (agresividad), exceso de salivación, imposibilidad para beber agua o tragar alimentos, parálisis progresiva, y finalmente la muerte. En murciélagos, actividad diurna y dificultad para volar, por lo cual muchas veces se pueden encontrar en el piso, moribundos. 

Es importante remarcar que si se encuentran murciélagos caídos o moribundos se debe evitar el contacto directo con el animal. En el caso de contar con medidas de seguridad adecuadas para capturarlo, se lo debe acercar al Instituto de Zoonosis de Córdoba* para que pueda ser analizado. En caso contrario, hay que llamar a Patrulla Ambiental para su recolección (teléfono de contacto: 0351 4344163/64). 

Qué hacer ante accidentes potencialmente rábicos 

Ante mordeduras, arañazos y/o lameduras en mucosas de algún animal doméstico o salvaje, es importante realizar estos tres pasos para actuar rápidamente y prevenir la infección:  

1.   Limpiar la herida con abundante agua y jabón  

2. Dirigirse inmediatamente a un centro de salud para que allí evalúen si es necesario realizar sutura, administrar antibióticos o colocar vacuna antitetánica y vacuna antirrábica. 

3.  Comunicarse al Instituto de Zoonosis dentro de las 48 horas de ocurrido el accidente para realizar la observación antirrábica obligatoria del animal mordedor. En caso de que el animal no pueda ser observado (animal silvestre o animal doméstico que haya muerto o desaparecido), el personal de salud establecerá el esquema de vacunación post-exposición correspondiente. 

Es importante remarcar que en el Instituto de Zoonosis de Córdoba se realiza la vacunación libre y gratuita de perros y gatos. La vacuna antirrábica en animales debe colocarse una vez al año, a partir de los tres meses de edad. 

La dirección del Instituto es Santiago Cáceres 1885, barrio Cáceres., y se atiende de lunes a viernes de 8 a 15 hs y sábados de 8 a 13 hs.  También pueden comunicarse en los mismos horarios por vía telefónica a la línea 0351 4344112/13 o por e-mail a laboratoriodezoonosis@gmail.com  

AUDIO – Florencia Buteler – Instituto de Zoonosis de Córdoba

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Telegram
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide