Mayo 2024
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide

Mauricio Flores, el hombre detrás de los grandes éxitos del Cuarteto

El cuarteto este año cumplió 80 años de existencia, desde aquella vez que a Leonor Marzano se le ocurrió marcar el ritmo del bajo con su mano izquierda e inventar el famoso tunga tunga, hasta nuestros días en donde el cuarteto no tiene fronteras, y de la mano de exponentes como La Konga se pasea por escenarios del mundo, ha habido y seguirá habiendo muchas historias y anécdotas de como surgieron las grandes canciones que hicieron a este género tan popular.

Y hoy nos toca hablar de Mauricio Flores, alguien que por su nombre tal vez no tengamos mucho registro, pero cuando tarareamos ciertas canciones, seguramente nos llevará al recuerdo de grandes éxitos que bailamos y cantamos hasta el hartazgo.

Mira lo que nos dice cuando le preguntamos si cualquiera puede hacer una canción: “Yo siempre fui de perfil bajo, y la gente dice, te falta ser mas cholulo, nooo, yo soy simple, maestrooo, noooo, no me digas maestro, yo soy un simple autor, tengo un don que Dios me dió de esto, de poder componer, y a veces lo que sí, no me valoré, yo creía que una canción la hacía cualquiera, y muchos me decían Mauricio, vos no te valoras lo que has hecho, una canción no la escribe cualquiera, y que sea éxito para colmo, y ahí pude entender un poquito mas, modestamente creérmela, pero con la simpleza también vas a todos lados.”

Y también recordamos su primera gran composición, cuando tenía 18 años: “Yo tenía dos canciones y cuando yo las cantaba, mis amigos me decían llevaselas a Chebere, nooo, me van a meter una patada, si tengo sólo dos canciones, pero me decía, a esa canción te la van a escuchar, y como tal me fui a SADAIC, y pedí el número del Negro Videla, lo llamé y me dijo venite a casa, traemela en un casette, y la canción era, Jamás serás feliz.”

Desde ese momento le empezaron a pedir composiciones que resultaron ser éxitos en distintas épocas, como por ejemplo “Don Antonio el jubilado” de el maestro Heraldo Bosio, en la voz de Danielito: “Yo era amigo de Daniel, y un día viene y me dice, haceme una cumbia, pero yo le digo cumbia yo no hago, tengo que inventar algo, y yo siempre escuchaba en la radio que a los jubilados pobres, no le aumentaban, que esto que el otro, y pimm, me hizo el click ahí, y busqué un  nombre, podría haber sido Carlos, pero le puse Antonio porque quién no conoce a algún Antonio viste?, asi que me voy a mi casa, y empezé con la guitarra:

“Y Don Antonio se jubiló  y está amargado al parecer, a todos dice, a todos dice, ya no me alcanza ni para comer…….”

La charla duró bastante, y entre las historias detrás de las canciones, anécdotas con sus protagonistas y el entusiasmo con que Mauricio va develando los secretos de sus composiciones, pasamos una tarde maravillosa, recordando aquellos grandes éxitos.

La trascendencia del cuarteto llegó hasta lugares insospechados, y todo se debió a un conjunto de personas, entre músicos, intérpretes, y autores, que fueron escribiendo las páginas de la música popular de Córdoba, y que la enaltecieron como el gran Mauricio Flores.

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Telegram
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide
Previous slide
Next slide